COMPROMISO DEL VOTANTE

La votación es la mejor manera de establecer influencia sobre nuestros funcionarios electos

Nuestra Campaña

Minnesota Latino Vote es una campaña de todo el estado liderada por los latinos dedicada a involucrar de manera efectiva a los latinos en el proceso electoral conectando temas, candidatos y plataformas. Nuestra meta es construir una comunidad política e informada que elija a candidatos a cargos públicos que representen sus aspiraciones y visión para una Minnesota inclusiva. Este equipo está en el proceso de armar su estrategia electoral y de participación para las próximas elecciones municipales de Minneapolis. Únete a nosotros para seguir construyendo nuestro poder colectivo para mejorar nuestras comunidades.

Para saber más: MN Latino Vote

Temas Prioritarios

Los latinos Indocumentados dejaron de ser elegibles para obtener la licencia de conducir, emitida por el estado de Minnesota, después de que una orden ejecutiva en 2003 aprobó una prueba de ciudadanía o estatus legal como requisito para obtener este documento.
Se han hecho varios intentos para restaurar el acceso a las licencias de conducir para los conductores indocumentados y hacer nuestras calles más seguras, garantizando que todos los conductores tengan licencia y estén asegurados. Mesa Latina y aliados de la coalición han encabezado esta lucha desde hace varios años y han estado muy cerca de restaurar este acceso.
Desde el punto de vista de la seguridad pública, hay numerosos beneficios con la restauración del privilegio de una licencia de conducir para la población indocumentada.
  • Miles de conductores requerirían pasar todas las pruebas asociadas con la obtención de una licencia de conducir.
  • Otros miles de conductores tendrían acceso a un seguro de auto accesible.
  • Conductores con licencias nuevas tendrían menos razones para temer la interacción con la policía, aumentando la vigilancia comunitaria y la disminución del número de fugas después de un accidente.

En este momento hay 11 estados además de Washington D.C. y Puerto Rico que permiten acceder a una licencia  o tarjeta de conducir válida. Estamos trabajando duro para añadir a Minnesota a esa lista.

La brecha en el rendimiento académico entre los estudiantes blancos y latinos es más grande en Minnesota que en cualquier otro estado. Esto significa una diferencia de 33 puntos porcentuales en las tasas de graduación de High School. En comparación con los blancos, sólo la mitad de los estudiantes latinos se gradúan en cuatro años (Departamento de Educación de los Estados Unidos). La comunidad latina necesita líderes comprometidos con la mejora de las tasas de graduación de High School, la reducción de las tasas de abandono y la ampliación de la matrícula universitaria de los jóvenes (HACER-CLAC, 2012).

Los latinos están preparados para apoyar el éxito futuro del estado en una economía globalizada si nos conectamos con los conocimientos y habilidades del lenguaje inter-culturales que han sido poco utilizados históricamente en nuestra comunidad. La evidencia indica los trabajos que requieren High School o un nivel educativo mayor es cada vez más importante para el crecimiento económico (Gonzales, Wasted Talent y Broken Dreams: El Potencial Perdido de estudiantes indocumentados, 2007). Minnesota es el segundo estado con mayor necesidad de una fuerza de trabajo bien educada en comparación con el resto del país: en 2018, el 70% de los puestos de trabajo en Minnesota requerirá una educación post-secundaria (Consejo de Desarrollo de la Fuerza Laboral del Gobernador, 2011).

La Alianza por la Excelencia Educativa (Alliance for Excellent Education) estima que si la mitad de los estudiantes que abandonaron la escuela en Minnesota durante el año 2008 se hubieran graduado, estos estudiantes latinos por ese simple hecho habrían añadido un total de $7,3 millones en ingresos adicionales ($5 millones en gastos, $2.1 millones en inversiones, $22.3 millones de hogares, y 400.000 dólares en automóviles), en promedio, en un año al estado.

 

Los latinos se han convertido en una proporción significativamente mayor de la población adulta de los EE.UU. sin seguro médico a pesar de las ganancias en la cobertura después de la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio. La proporción de latinos sin cobertura ha crecido de 29 por ciento en 2013 a 40 por ciento en 2016. Por el contrario, la proporción de la población blanca sin cobertura ha disminuido de 50 por ciento en 2013 a 41 por ciento en 2016. Estos tipos de disparidades afectan negativamente la vida de nuestras familias.

Además, los latinos que viven en los Estados Unidos enfrentan desafíos específicos para navegar por el sistema de salud y buscar atención médica. El estatus migratorio, las barreras idiomáticas, la falta de información y la inelegibilidad son los principales. La elegibilidad para la cobertura de salud bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio está actualmente fuera del alcance de los inmigrantes indocumentados y de los receptores de DACA que coloca a millones de inmigrantes jóvenes -muchos latinos- en una posición precaria donde la única manera de obtener cobertura es a través del empleo o de miembros de la familia elegibles. Otro obstáculo notable en la búsqueda de cobertura de salud es el temor, entre los latinos, de que aquellos que son elegibles para la cobertura podría poner en peligro a otros en su familia que son indocumentados. Esta preocupación persiste a pesar de que el presidente Obama y otros han jurado que ninguna información sobre una aplicación de la ley de salud se utilizará para fines de deportación.

Necesitamos un sistema de salud que incluya a todos, independientemente del estatus migratorio.

Con el 61% de los votantes latinos citando la reforma migratoria y el alivio de la deportación como temas prioritarios (Pew Research Hispanic Trends Project, 2013), la inmigración es definitivamente un tema crítico en este ciclo electoral.

En 2014, los inmigrantes comprendían al menos el 20% de la mano de obra estadounidense, mientras que representaban sólo menos del 15% de la población, según el reporte de la Sociedad Americana / Consejo de las Américas y la Asociación (AS / CAPNAE) para una Nueva Economía Americana:  “Los hechos: Cinco maneras en que los inmigrantes impulsan la economía estadounidense”. En Minnesota, los inmigrantes representan más del 16,5% de su fuerza laboral de manufactura, una industria representa el 15% del PIB del estado y contribuye con $ 37B a la economía del estado.

Sin embargo, todavía hay más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en las sombras y sujetos a abusos. Es por eso que necesitamos reformar nuestro sistema de inmigración roto y mantener a nuestras familias juntas. Una reforma integral de la inmigración añadiría 1,5 billones de dólares a la economía de los Estados Unidos durante diez años y aumentaría los salarios tanto de los inmigrantes como de los trabajadores nacidos en Estados Unidos.

Continuaremos trabajando hacia la reforma migratoria para asegurar que todos, sin importar su estatus migratorio, tengan la misma oportunidad de alcanzar su sueño.

Hechos clave

La población latina de Minnesota es una de las comunidades de más rápido crecimiento. En Minnesota, la población latina ha pasado de 54.000 en 1990 a 271.000 en 2013. Hoy en día, uno de cada veinte residentes de Minnesota se identifica como latino. En 2016, aproximadamente 96,000 latinos fueron elegibles para votar.

1990 LATINOS           2013 LATINOS           2016 VOTANTES LATINOS

54,000    271,000    96,000

Para obtener más información y unirse a nuestros esfuerzos, comuníquese con:

Rico Durán
Civic Engagement Coordinator
Waite House Community Center
2323 11th Ave South Minneapolis 55404
RicoD@pillsburyunited.org
Tel: 612.455.0370
Cell: 612.840.2020

¡Regístrate!

Cuenta atrás para las elecciones municipales:

no replies

Leave your comment